viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº2018

Política | 3 jun 2024

Tratamiento legislativo

Optimismo de Javier Stoessel en la aprobación del Colegio de Abogados en Santa Cruz

Impulsa el proyecto de ley para crear el Colegio, buscando un consenso que en la gestión del gobierno anterior no había. Este organismo permitirá ejercer el control de la matrícula y la disciplina profesional, funciones que actualmente recaen en el Tribunal Superior, al que Stoessel lo considera inapropiado para estas tareas. Expectativas favorables sobre el paso del proyecto en Comisiones de la Legislatura Provincial.



El abogado Javier Stoessel es uno de los principales impulsores del proyecto de ley para crear un Colegio de Abogados en Santa Cruz. Cree que esta vez, en la Cámara de Diputados, hay cierto consenso para que el proyecto avance y se convierta en ley. En períodos anteriores, el proyecto nunca había prosperado.

 

"La Ley del Colegio de Abogados es un objetivo fundamental. Desde el año 1994, se han presentado proyectos en la Cámara de Diputados. Siempre hubo políticas del Gobierno provincial anterior en contra de la aprobación de este proyecto, y fue una actitud discriminatoria”, recordó.

“Las funciones que buscamos ejercer son el control de la matrícula de abogados, la habilitación del ejercicio profesional, y el control disciplinario. Esto está ahora en manos del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), lo que para algunos letrados implica un condicionamiento. El Tribunal no tiene como función principal ese tipo de tareas. Nosotros queremos un Tribunal Superior que se aboque a la tarea que le corresponde, que es dictar sentencias. Más que nada, queremos que sea un Tribunal de recursos extraordinarios, de tratamiento de constitucionalidad y Casación", explicó.

Pero más grave aún para Stoessel es que al TSJ “tampoco le ha interesado ejercer esa función (de control) y no lo hizo correctamente”. Dio el ejemplo de una letrada en zona norte que no tenía el título expedido por una Universidad nacional y estaba interviniendo en causas penales y de familia. Stoessel dijo que en ese caso “no se ejercía adecuadamente el control”.

En cambio, un Colegio de Abogados “busca el control en la inhabilitación del ejercicio y el control disciplinario también, para poder garantizar que quienes atienden y asesoran en los derechos y cuestiones patrimoniales, sean profesionales habilitados”.

Y otro “déficit” institucional “es la falta de reconocimiento” a los abogados cuando se realiza una modificación de, por ejemplo, un código de familia o de violencia. Cuando se hace eso, generalmente “se conversa con el sector de magistrados, de familia, pero no con los abogados, que son los que tienen la experiencia, son los que representan a los ciudadanos”.  “Entonces un Colegio puede servir para llevar la voz de un profesional y el sector que representa” cuando se debaten reformas legales, dijo.

En síntesis, el proyecto fue en presentado nuevamente en la Legislatura Provincial, y dijo que esta vez hay expectativas. “Creo que se puede llegar a avanzar, hay muchos referentes que se han manifestado de modo favorable”, añadió. No obstante, el proyecto ingresó la semana pasada, y será tratado en Comisiones.

En cuanto a la Asociación de Abogados de Santa Cruz, que ya existe, Stoessel comentó: "Los conozco, es un sector que en algún momento se organizó. En algún momento se opusieron extrañamente a la colegiación, no tengo mayor opinión al respecto. La posición casi absoluta de los abogados es a favor de la formación del Colegio”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: