viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº2018

Política | 31 may 2024

Malestar social

Preocupación creciente entre los feriantes caletenses por falta de respuesta municipal

Nany Hernández y Vanesa Castelli, integrantes de la Feria de Nany, revelan las dificultades que enfrentan los feriantes en Caleta Olivia. Las autoridades locales imponen trabas burocráticas que complican su trabajo, pese a su rol esencial en la economía de muchas familias.



La feria de Nany, una tradicional feria americana de Caleta Olivia, se encuentra en una situación crítica debido a la imposición de nuevas regulaciones y trabas administrativas por parte de las autoridades locales. En una entrevista con Radio Vanguardia, Nany Hernández de Funes y Vanessa Castelli, organizadoras de la feria, compartieron sus preocupaciones y los desafíos que enfrentan los feriantes para continuar con sus actividades.

"Yo conozco a Nany desde hace muchos años, desde que llegué aquí. Me considero parte de su familia y ellos me quieren mucho. Nos reencontramos en esta feria, que lleva 12 años funcionando," comentó Vanessa Castelli. La feria de Nany no solo es un espacio de comercio, sino también un punto de encuentro comunitario donde se tejen lazos familiares y sociales.

Nany Hernández expresó su frustración con las constantes trabas administrativas que enfrentan los feriantes. "Cada gobierno que asume trae nuevas regulaciones: empadronamientos, carnets, limitaciones en los productos que se pueden vender, e incluso seguros y cánones por cada feriante. Esto se suma a la competencia desleal que algunos comerciantes locales nos acusan de generar," explicó Nany.

Nany destacó que muchos feriantes son personas que, además de sus trabajos regulares, participan en la feria para generar ingresos adicionales que les permitan sustentar a sus familias. "Tenemos personas enfermas, empleadas domésticas que trabajan toda la semana y aún así vienen a la feria los fines de semana para poder recaudar un poco más de dinero," mencionó Nany.

Recientemente, Nany y Vanessa se reunieron con el intendente Pablo Carrizo, quien expresó su voluntad de ayudar. Sin embargo, Nany señaló que falta apoyo en el gabinete del intendente. "Hemos hablado con el intendente varias veces, pero su gabinete no nos da el respaldo necesario. Necesitamos soluciones concretas para poder continuar con nuestra feria," afirmó Nany.

"La feria tiene una finalidad social más que lucrativa. Ayudamos a muchas familias a poner comida en la mesa," subrayó Vanessa. La feria no solo beneficia a los feriantes, sino también a la comunidad en general. Durante la pandemia, la feria fue un espacio donde la solidaridad prevaleció, ayudando a muchas familias a sobrellevar la crisis.

En una nota dirigida al intendente y a las autoridades municipales, los feriantes solicitaron una solución urgente para poder continuar con sus actividades en un lugar fijo y adecuado.

Temas de esta nota:

FERIANTESTRABAS MUNICIPALES

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: