jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2017

Política | 30 may 2024

Tragedia del trapecista

Muchas preguntas y pocas respuestas sobre el accidente en el circo

Facundo Lautaro Bustos, joven trapecista de 21 años, sufrió un grave accidente en el Circo Diahny de Caleta Olivia, cayendo desde más de 6 metros sin elementos de seguridad. La madre denuncia trabajo en negro y falta de medidas de protección. En varios reportajes exclusivos de Radio Vanguardia, los diferentes involucrados de esta tragedia expusieron su punto de vista.



El pasado fin de semana, un trágico accidente conmocionó a la ciudad de Caleta Olivia cuando Facundo Lautaro Bustos, un joven trapecista de 21 años, cayó desde más de 6 metros de altura durante una función en el Circo Diahny. Lautaro, quien no contaba con elementos de seguridad, sufrió aplastamiento de su médula ósea al golpear su espalda con el suelo y actualmente se encuentra internado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Zonal Padre Pedro Tardivo, donde será sometido a una delicada intervención quirúrgica.

La madre de Lautaro, Mariela, denunció en el programa "Qué" que su hijo trabajaba en negro y sin elementos de seguridad. Además, relató que su familia fue increpada por uno de los dueños del circo debido a sus declaraciones en los medios de comunicación. Mariela recordó los inicios de Facundo en el circo y afirmó que este accidente se podría haber evitado si se hubieran realizado los controles necesarios. También señaló la falta de ART y contratos de trabajo para los empleados del circo, criticando a las autoridades que permitieron su funcionamiento sin las debidas regulaciones.

El estado de salud de Lautaro sigue siendo crítico. Mariela comentó que, aunque el circo solo les pagó una noche de hotel, el Jefe de Gabinete, Luis Melo, aseguró que la municipalidad cubrirá los gastos de alojamiento de la familia hasta que se resuelva la situación. La madre del joven agradeció la atención profesional y humana del equipo médico del hospital y mencionó que la prótesis de columna necesaria para la operación de Lautaro llegaría desde Río Gallegos en breve.

Mientras tanto, el circo comenzó a desmontar su carpa, alegando daños causados por un temporal de viento, y planea trasladarse a Comodoro Rivadavia. Este hecho ha generado más interrogantes: ¿cómo puede el circo marcharse sin dar explicaciones a la justicia? ¿Contaba con los contratos y ART necesarios para sus trabajadores? ¿Qué funcionarios permitieron su operación en Caleta Olivia sin los debidos controles?

Daniel Molina, propietario del circo, defendió la integridad de su empresa y las medidas de seguridad adoptadas. "Todos nuestros artistas tienen seguro. Lautaro es como un hijo para nosotros y nos estamos haciendo cargo de todos los gastos médicos", aseguró Molina. Sin embargo, estas declaraciones contrastan con las acusaciones de Mariela sobre las condiciones laborales y la falta de medidas de protección adecuadas.

Por su parte, el Dr. Diego Lourenco, director del Hospital Pedro Tardivo, subrayó la gravedad de las lesiones de Lautaro. "El paciente presenta fracturas en la quinta vértebra y complicaciones pulmonares severas. Su estado es crítico y está siendo sometido a una operación de alto riesgo", explicó el doctor, poniendo de relieve la seriedad del accidente y la necesidad de una pronta intervención quirúrgica para salvar la vida del joven.

Las declaraciones de Mariela también han puesto en la mira a las autoridades municipales de Caleta Olivia. "¿Cómo es posible que hayan habilitado un circo que no cumple con las normas básicas de seguridad?", cuestionó la madre de Lautaro, exigiendo respuestas y responsabilidades no solo del circo, sino también de las autoridades responsables de su habilitación.

La comunidad de Caleta Olivia ha mostrado su solidaridad con la familia Bustos, pero la controversia en torno a las condiciones laborales y las responsabilidades legales sigue creciendo. Este accidente ha abierto un debate sobre la seguridad en el trabajo y las condiciones laborales en el mundo del circo y otros espectáculos itinerantes.

Mientras Lautaro lucha por su vida, su familia y la comunidad esperan respuestas claras y justicia. Las autoridades deben esclarecer las circunstancias que permitieron este trágico accidente y garantizar que se tomen las medidas necesarias para prevenir que algo similar ocurra en el futuro. Las preguntas sobre la seguridad laboral, las regulaciones y la responsabilidad institucional continúan sin respuestas claras, y la comunidad espera que se haga justicia para Lautaro y que se establezcan normas más estrictas para proteger a todos los trabajadores del circo.

Temas de esta nota:

TRAGEDIACIRCO

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: