viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº2018

Política | 27 may 2024

Informe oficial

Río Gallegos lidera el reparto de recursos provinciales, desmintiendo dichos de Grasso

Pese a las declaraciones del intendente Pablo Grasso, quien aseguró no recibir ayuda del Ejecutivo provincial, los datos oficiales del Ministerio de Economía provincial demuestran que la Municipalidad de Río Gallegos es la que más fondos coparticipables recibe.



Según un informe oficial del Ministerio de Economía de la Provincia de Santa Cruz, contrario a las aseveraciones del intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso, su municipio es el que mayor cantidad de recursos coparticipables recibe del Ejecutivo provincial.

Según los datos proporcionados por la cartera económica, durante el mes de mayo, la Municipalidad de Río Gallegos percibió la suma de $5.064.445.127, lo que representa un incremento del 40% en comparación con el mes anterior. Cabe destacar que este aumento supera ampliamente la inflación registrada durante el mismo período, la cual se situó en un 8,8%.

Esta información contradice rotundamente las declaraciones realizadas por el propio Grasso ante la prensa, en las que aseveró que "estamos solos, ni Nación, ni provincia nos ayudan".

Los fondos recibidos por Río Gallegos, la ciudad más poblada de la provincia y administrada por el mencionado intendente, casi duplica los destinados a Caleta Olivia, la segunda localidad más importante en términos demográficos.

Asimismo, es menester destacar que Río Gallegos es la localidad que mayores ingresos recauda a través de impuestos y tasas municipales, las cuales se encuentran entre las más elevadas de la región. No obstante, pese a contar con estos recursos y la considerable partida coparticipable recibida del Ejecutivo provincial, la Municipalidad no ha realizado los aportes correspondientes a la Caja de Previsión Social (CSS), encargada de la obra social de los empleados municipales.

Esta situación ha generado un profundo desfinanciamiento de la CSS, lo que pone en riesgo la prestación de servicios de salud a los trabajadores y sus familias.

Ante esta coyuntura, diversas voces se han alzado cuestionando la veracidad de las declaraciones del intendente Grasso. Algunos sectores políticos y sociales han acusado al jefe comunal de intentar desviar la atención de la ciudadanía mediante afirmaciones infundadas, con el objetivo de ocultar posibles irregularidades en el manejo de los recursos públicos.

Por su parte, representantes del Ejecutivo provincial han manifestado su disposición a colaborar con las autoridades municipales y brindar todo el apoyo necesario para garantizar el bienestar de los habitantes de Río Gallegos. No obstante, han enfatizado la importancia de la transparencia y la rendición de cuentas en el manejo de los fondos públicos.

En medio de esta polémica, la población de Río Gallegos aguarda ansiosa por una respuesta contundente de su máxima autoridad comunal. Muchos ciudadanos se preguntan si el intendente Grasso ofrecerá una explicación satisfactoria o si, por el contrario, persistirá en su discurso confrontativo con el gobierno provincial.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: