sábado 25 de mayo de 2024 - Edición Nº1998

Política | 10 may 2024

Paro nacional

Regionales obreras reportan alto acatamiento de la medida de fuerza

Las 70 delegaciones regionales de la CGT informaron un nivel de adhesión del 90% al paro general convocado en rechazo a las políticas económicas del Gobierno.



El paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) en rechazo a las políticas económicas del Gobierno logró un alto acatamiento a nivel nacional, según informaron las autoridades de la central obrera. Las 70 delegaciones regionales de la CGT reportaron niveles de adhesión que rondaron el 90% en diversas provincias, paralizando numerosos sectores de la actividad económica y servicios públicos.

En Caleta Olivia, el paro tuvo una fuerte repercusión en los yacimientos petroleros, las pequeñas y medianas empresas vinculadas a ese sector, el transporte y el despacho de mercaderías, combustibles e insumos en general.

Asimismo, la adhesión fue elevada en establecimientos de enseñanza pública, entidades bancarias, el municipio y dependencias nacionales y provinciales como la ANSES, la Secretaría de Trabajo, el Hospital Zonal y los Centros Comunitarios donde se desempeñan numerosos trabajadores afiliados al gremio estatal ATE.

No hubo servicio de transporte urbano e interurbano, aunque sí circularon taxis y remises. En el sector comercial, la medida no se sintió con tanta fuerza, ya que estuvieron abiertos supermercados, comercios, farmacias, restaurantes y otros locales.

Parte de los empleados que concurrieron a trabajar manifestaron que, si bien consideraban crítica la situación económica, no estaban de acuerdo con el paro al que le atribuían "connotaciones políticas". Otros admitieron que, de acatarlo, corrían el riesgo de que les descontaran el día no trabajado de sus salarios.

No se registraron en Caleta Olivia trabajadores apostados en rutas o accesos, como sí ocurrió en Río Gallegos y Comodoro Rivadavia. En cambio, el gremio de camioneros liderado por Sergio Sarmiento organizó una olla popular en el barrio Rotary 23, donde se repartieron mil porciones de guiso entre familias de sectores vulnerables.

Además, se realizó una marcha de unos 300 manifestantes que incluyó a agrupaciones sociales, partidos de izquierda y gremios como ATE y ADOSAC (docentes). Los protestantes, con banderas y pancartas críticas al Gobierno y a la Ley de Bases, marcharon hasta el edificio municipal para repudiar el incremento de la pobreza, la inflación y los despidos masivos.

En Río Gallegos, la jornada de paro fue acompañada por un corte de ruta de camioneros y paralizaciones en diversos servicios como el transporte público. Los gremios se movilizaron hacia la intersección de las avenidas Kirchner y San Martín para elevar sus consignas contra la Ley de Bases y el paquete fiscal que se debate en el Senado.

La protesta coincidió con una semana de negociaciones paritarias y conciliaciones obligatorias, que son seguidas de cerca por la comunidad santacruceña. Las céntricas obreras sostienen un plan de lucha que incluyó la marcha del Día del Trabajador y la participación en la movilización universitaria del 23 de abril, bajo las consignas "La Patria no se vende" y "Pará la mano".

Desde la CGT destacaron que, pese a las "fuertes presiones" hacia los trabajadores, la adhesión demostró el "descontento" con las medidas económicas del Gobierno. Aseguraron que el movimiento obrero se consolida como "el actor social y político más organizado" en la actualidad.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: