sábado 25 de mayo de 2024 - Edición Nº1998

Política | 9 may 2024

Oficina de Personería Jurídica

Desorganización en la gestión generan malestar laboral y falta de respuestas

La incertidumbre y el malestar continúan en la Oficina de Personería Jurídica en Caleta Olivia. Empleadas relatan la situación tras el virtual cierre sorpresivo del sector, afectando a cientos de instituciones.



La situación en la Oficina de Personería Jurídica de la delegación de Caleta Olivia ha alcanzado un punto crítico, según lo expresado por Giselle Aguirre a Radio Vanguardia, una de las empleadas administrativas del sector. En una entrevista  Aguirre reveló una serie de dificultades que están afectando no solo al equipo de trabajo, sino también a cientos de instituciones intermedias que dependen de sus servicios.

"Estamos a cargo de 480 instituciones y solo somos tres personas aquí en el sector", explicó Aguirre, subrayando la carga de trabajo que enfrentan. Además, denunció que el cierre del sector no fue notificado oficialmente, sino a través de una videollamada, lo que genera incertidumbre y desprotección entre los empleados.

La falta de comunicación y la ausencia de respuestas por parte de las autoridades de Río Gallegos han generado un caos administrativo. Aguirre señaló que desde el 18 de marzo no reciben documentación ni respuestas, lo que ha dejado a numerosas instituciones en una situación de desamparo, con trámites pendientes y asambleas ordinarias sin resolver.

"Es una violencia laboral lo que estamos experimentando", expresó Aguirre con frustración. "Queremos trabajar, pero nos han quitado toda facultad y no recibimos ninguna explicación por escrito".

La falta de atención a las necesidades de las instituciones intermedias también ha suscitado preocupaciones sobre el futuro de la comunidad. Aguirre destacó que muchas organizaciones dependen de la oficina de Personería Jurídica para obtener su reconocimiento legal y realizar trámites administrativos, y la falta de respuesta está generando retrasos significativos.

Por último, Aguirre hizo un llamado a las autoridades para que brinden una explicación clara sobre el futuro del sector y su funcionamiento. "Esperamos que se resuelva esta situación para el bien de las instituciones y de toda la comunidad", concluyó.

Además de la crisis en la Oficina de Personería Jurídica, Giselle Aguirre compartió sus opiniones sobre la gestión municipal en Caleta Olivia. Según sus declaraciones, la administración local ha mostrado signos de desorden y falta de rumbo durante los primeros meses de gestión.

"Apenas hemos superado los 100 días de gestión y ya vemos un retroceso significativo en muchos sectores", señaló Aguirre. Criticó la falta de planificación y estrategia por parte de las autoridades municipales, así como la falta de atención a las necesidades de la comunidad.

Aguirre también expresó su preocupación por el trato hacia los empleados municipales y los programas de empleo como Potenciar Trabajo. "La falta de comunicación y la manera en que se están manejando las situaciones está generando malestar entre los trabajadores y la comunidad en general", agregó.

Aunque reconoció la importancia de rodearse de un equipo competente, Aguirre instó al intendente a tomar medidas concretas para abordar los problemas actuales y trabajar en colaboración con la comunidad para encontrar soluciones efectivas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: