jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Política | 3 may 2024

Encuentro en Pico Truncado

Vidal se reúne con intendentes por salida de YPF de Santa Cruz

El gobernador Claudio Vidal encabezó un cónclave con jefes comunales de la Zona Norte para garantizar los 15.000 empleos que están en juego por el anunciado retiro de YPF de los yacimientos convencionales santacruceños. La crisis energética obliga a acciones coordinadas.



En un clima de profunda incertidumbre y preocupación por el inminente abandono de las operaciones convencionales de YPF en la provincia de Santa Cruz, el gobernador Claudio Vidal convocó de urgencia a una reunión a los intendentes y comisionados de fomento de la zona norte provincial, la región que se verá más severamente afectada por la polémica decisión de la petrolera estatal.

El encuentro tuvo lugar en la localidad de Pico Truncado, donde Vidal se reunió cara a cara con los jefes comunales de Caleta Olivia, Pablo Carrizo; de Pico Truncado, Pablo Anabalón; de Las Heras, Antonio Carambia; y con los representantes de Cañadón Seco, Jorge Soloaga, y de Koluel Kaike, Tomás Cabral. Un selecto grupo de autoridades municipales cuyas comunidades dependen en gran medida de la actividad hidrocarburífera que ahora se ve dramáticamente amenazada.

El principal objetivo de la cumbre fue delinear una estrategia conjunta y coordinada para intentar preservar las cerca de 15.000 fuentes de empleo directas e indirectas que la controvertida movida de YPF pone en un serio riesgo en toda la región. Un número escalofriante de puestos laborales que podrían esfumarse si no se logra revertir la decisión de la compañía.

"Nuestro objetivo es claro, garantizar los 15.000 puestos de trabajo y asegurar el futuro de nuestra provincia. Trabajando juntos, estoy seguro de que lo vamos a lograr", enfatizó un decididoVidal al término de la tensa reunión con los jefes municipales norteños. Un mensaje de unidad y esperanza en uno de los momentos más críticos que ha atravesado la industria provincial en los últimos años.

La crisis estalló semanas atrás cuando YPF anunció a través de un escueto comunicado que el próximo 1 de septiembre abandonará todas sus áreas de explotación convencional en Santa Cruz para poder enfocarse de lleno en el desarrollo del prometedor yacimiento no convencional de Vaca Muerta, ubicado en la vecina provincia de Neuquén.

Una decisión que pone contra las cuerdas a gran parte de la maltrecha industria santacruceña y que ya desató un fuerte cruce de acusaciones entre la compañía petrolera nacional y el gobierno provincial. Desde la empresa que comanda Horacio Marín enfatizaron en reiteradas ocasiones que su objetivo es centrarse únicamente en la producción no convencional y dejar de lado las áreas de extracción tradicional que ya no son redituables.

Sin embargo, desde el gobierno de Vidal la movida es vista como un abandonar inconsulto e inconsecuente de YPF a los intereses santacruceños. La provincia reclama a la petrolera de bandera tres cuestiones fundamentales: que abone los multimillonarios pasivos ambientales que dejará tras su fuga, que no merme su producción mientras siga operando en suelo provincial, y que no abandone equipos estratégicos ni mucho menos despida a sus miles de trabajadores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: