jueves 18 de abril de 2024 - Edición Nº1961

Política | 19 mar 2024

Comunicado de Camioneros

Camioneros amenaza con paralizar yacimientos ante retiro de YPF de áreas petroleras

La Federación Nacional de Trabajadores Camioneros amenaza con paralizar yacimientos ante el retiro de YPF de 55 áreas petroleras en Argentina. Denuncian que esto dejaría sin empleo a 2 mil trabajadores. Solicitan una solución que proteja los derechos laborales y el bienestar de las comunidades afectadas.



En una decisión que podría tener importantes repercusiones en la industria petrolera argentina, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y Obreros del Transporte Automotor de Cargas, Logísticas y Servicios anunció su intención de paralizar los yacimientos donde opera la empresa YPF. Esto se produce como respuesta al retiro planificado de la compañía de un total de 55 áreas petroleras en diversas provincias del país.

El secretario general de la federación, Hugo Moyano, denunció que esta acción de YPF dejaría sin empleo a aproximadamente 2 mil trabajadores del sector camionero. Según Moyano, la información recibida indica que YPF planea dejar inoperativas estas áreas petroleras, ubicadas en provincias como Chubut, Santa Cruz, Mendoza, Neuquén, Tierra del Fuego, Salta, La Pampa, Formosa y Río Negro, con el objetivo aparente de venderlas a otras empresas del rubro.

Según las fuentes sindicales, YPF ha propuesto suspender a los trabajadores por un período de cuatro meses, abonando solo una fracción de sus salarios. Sin embargo, los representantes de los trabajadores consideran esta medida como una artimaña para eliminar puestos de trabajo bajo la apariencia de vender áreas petroleras a otras empresas.

La Federación de Camioneros rechaza enérgicamente esta medida y declara estado de alerta y movilización. Anunciaron que tomarán medidas gremiales a nivel nacional, incluyendo acciones en la provincia de Neuquén y en todas las destilerías del país pertenecientes a YPF, si la decisión de la empresa no es revertida de inmediato.

La preocupación principal de los sindicatos radica en el impacto que esta decisión tendría en los trabajadores y en las comunidades afectadas, dejándolos desamparados y sin resarcimiento del pasivo ambiental que la explotación petrolera podría dejar. Consideran que la propuesta de suspensión, que se pretende prorrogar indefinidamente, es una maniobra para privatizar paulatinamente la empresa, vendiendo áreas petroleras aún explotables.

En este contexto, los representantes sindicales hacen un llamado a abordar esta situación con seriedad y responsabilidad, buscando una solución que proteja los derechos de los trabajadores y el bienestar de las comunidades afectadas. Advierten que, de no hallarse una solución satisfactoria, se movilizarán a las oficinas centrales de la empresa y a la ciudad de Añelo en defensa de los puestos de trabajo y los intereses de sus afiliados.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: