jueves 13 de junio de 2024 - Edición Nº2017

Policiales | 5 ago 2023

Entrevista con Miguel Nievas

Problemas de seguridad y falta de personal en las comisarías

En una preocupante situación, la Unión Vecinal del Barrio El Mirador ha alzado su voz para denunciar los crecientes problemas de seguridad y falta de personal policial que afectan a la comunidad.



Miguel Nievas, de la Unión Vecinal del Barrio El Mirador, en comunicación con La Vanguardia Radio, advierte sobre la escasez de personal en la Comisaría Cuarta. Ante esta difícil coyuntura, la Unión Vecinal envió una nota al Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Cruz, exponiendo la grave situación y exigiendo la pronta incorporación del personal necesario para atender las demandas de seguridad dentro del barrio.

Nievas, explicó que han tomado la decisión de asignar más personal para patrullar las calles en lugar de mantenerlos dentro de la unidad. Esto ha generado la preocupante situación de que, en ocasiones, la comisaría se encuentra cerradas debido a la falta de personal disponible para recibir a los ciudadanos. Ante una emergencia, los efectivos deben acudir al lugar requerido, dejando la comisaría desatendida.

Nievas exclamó que para cubrir las necesidades de personal en otros sectores, “han desvestido un santo para vestir otro”, es decir, han trasladado efectivos de las seccionales para reforzar el Comando de Patrullas. Esta redistribución de personal ha dejado en una situación precaria a las comisarías locales, que se encuentran desbordadas y sin suficiente personal para garantizar la seguridad en el área.

El vecino también resaltó una evidente inequidad en la distribución del personal policial. “Mientras en la localidad de Río Gallegos se cuenta con hasta cuatro o cinco oficiales por turno, en Caleta Olivia solo hay uno disponible”, expresó Miguel. Esta disparidad genera un claro desequilibrio y deja en claro que es urgente una revisión de la distribución de recursos para asegurar la seguridad de todos los ciudadanos, independientemente de su ubicación geográfica.

Pese a estas dificultades, Nievas aseguró que la Unión Vecinal mantiene una comunicación permanente con distintos miembros de la fuerza policial del barrio. Además, los presos alojados en la alcaldía policial reciben custodia por parte del servicio penitenciario, lo que brinda cierto grado de seguridad en ese aspecto.

La falta de personal en la Comisaría Cuarta y el aumento de la delincuencia han generado una situación de vulnerabilidad que afecta la calidad de vida de todos los vecinos. Es imperativo que las autoridades tomen cartas en el asunto y destinen los recursos necesarios para garantizar la seguridad en el barrio y, en última instancia, en toda la ciudad de Caleta Olivia. 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: