lunes 24 de junio de 2024 - Edición Nº2028

Política | 8 jun 2023

Sesión Ordinaria N° 584

Álvarez y Juárez acusaron a Cotillo de persecución política para con ellos y empleados municipales

Las internas entre el Intendente Fernando Cotillo y parte de la dirigencia que lo llevó a ocupar por tercera vez el Departamento Ejecutivo local se visibilizaron en la sesión ordinaria del Concejo Deliberante con duras acusaciones por parte de los ediles Juan Carlos Juarez y Paola Alvarez.



Este jueves los trabajadores municipales de Caleta Olivia cobraron sus salarios con el incremento de un 23%, a excepción los empleados de todos los bloques del Honorable Concejo Deliberante, ya sea cargos políticos como adscriptos, lo que generó un gran enojo por parte de los ediles sobre todo los del oficialismo, aduciendo tal determinación a un apriete político y de violencia laboral por parte del Intendente Fernando Cotillo, teniendo en cuenta que tanto Juárez como Álvarez se mostraron cercanos en estas últimas horas a otros candidatos del Frente de Todos como Pablo Grasso.

La sesión ordinaria N° 584 estuvo presidida por la concejal Paola Alvarez debido a la ausencia de Miguel Troncoso; previo al desarrollo de los proyectos presentados por los bloques incorporados al orden del día, y cuestión que se extendió por varios tramos del debate, tanto Alvarez como Juarez expusieron sus diferencias con el Ejecutivo Municipal a partir de fuertes acusaciones; en un momento de la sesión la concejal Paola Alvarez llegó a decir,  a partir de charlas que mantuvo con los propios trabajadores municipales según sus propios dichos, que “ni José Córdoba (ex intendente de Caleta Olivia), ni Facundo Prades (ex intendente) habían tomado como opción de “persecución política” para con los trabajadores descontarles o retenerles el sueldo.

Al momento de solicitar explicaciones a los funcionarios Municipales sobre cuál habría sido el motivo para no pagar los aumentos salariales a los trabajadores del Honorable Concejo Deliberante, se dijo que fue un error administrativo lo que no convenció a los ediles, quienes hicieron mención a que no fue casual. En este contexto Paola Alvarez sostuvo que no avalará estas prácticas “antidemocráticas” y que el Intendente no puede inmiscuirse en la economía familiar de los empleados. “Los empleados no son merecedores de ese castigo”, señaló. 

Por su parte el concejal Juarez le pidió al Intendente Fernando Cotillo que se dedique a gobernar y que no pierda el tiempo en perseguir políticamente a la gente; también le solicitó que busque soluciones a los innumerables problemas que tienen los vecinos.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: