sábado 13 de julio de 2024 - Edición Nº2047

Interés General | 2 jun 2023

Guerra de Malvinas

Un abrazo que esperó 41 años para darse

El VGM Eduardo Aguirre y la enfermera Gladys Godoy quien lo atendió cuando llegó con serias lesiones desde Malvinas en el buque Irizar, finalmente se unieron en un fuerte abrazo en el aeropuerto de Comodoro Rivadavia; al llegar a nuestra ciudad visitaron los estudios de Radio Vanguardia para dar detalles de la historia que los une.



La emoción del VGM Eduardo Aguirre y de la enfermera Gladys Godoy cuando se encontraron después de 41 fue de tal magnitud que quedó inmortalizado en los celulares, en las cámaras fotográficas y en la mirada de  todos los que estaban en ese momento a su alrededor;  el chaleco que el hombre le regaló a la trabajadora cuando le dieron el alta en el hospital de Comodoro Rivadavia en 1982,  con la frase escrita a puño “Para Gladys, con cariño, Eduardo. 22/6/1982” fue lo que los hizo reencontrarse.

Acompañados por sus familias y en unos instantes que quedarán grabados para siempre, Eduardo y Gladys estuvieron en el programa radial QUE de Radio Vanguardia para contar en primera persona lo que es Malvinas para cada uno de ellos, lo que los unió, lo que sintieron en 1982 cuando se conocieron, que les pasó en sus vidas en estos 41 años, y lo que les provocó la posibilidad de volverse a ver. Lo que sí quedó en claro y que muchos protagonistas de lo que fue la Guerra de Malvinas lograron hablar después de muchos años, es que hay heridas difíciles de cerrar e historias que cuando se cuentan y se recuerdan están intactas en el dolor, en la emoción y en el amor.

En una caja con tapa azul que se abrió en el escritorio del estudio principal de Radio Vanguardia, estaba muy bien conservado el chaleco que Gladys guardó por 41 años y que a partir de la idea de su nieto de tan solo 5 años de llevarlo al jardín es que se inició la campaña para lograr dar con Eduardo quien vive en Córdoba y llegó a Caleta Olivia para encontrase con Gladys.

“Tenia muchas ganas de venir a verla, y cuando llegué me encontré con muchos veteranos con quienes compartí Malvinas y nunca mas supe nada de ellos”, señaló Eduardo y recordó que cuando los trasladaron a Comodoro desde Malvinas, Gladys “hizo de hermana, hizo de amiga, fue todo en ese momento”. El Veterano tuvo que ser atendido con pie de trinchera, lo que demandó que estuviera por varios días compartiendo con la mujer. “Le dejé el chaleco en agradecimiento, por todo lo que hizo por mi”.

Por su parte Gladys sostuvo que era estudiante de enfermería y debido a la Guerra se tuvieron que adelantar las prácticas para recibir a los Veteranos que llegaban al continente con diversas patologías. “Ellos en ese momento necesitaban la contención emocional y yo tenía 22 años y la primera vez que lo vi me parecían todos iguales eran niños y con el fue algo especial”, y agrego: “cuando lo vi esta tan temeroso, le dije que se quedara tranquilo porque estaba en casa y que lo íbamos a cuidar”.    

 

EL CHALECO

 

La prenda de vestir  que los unió está resguardada en una caja que también guarda parte de la historia. “El chaleco es parte de la historia de él y fue rápido todo, cuando decidió dármelo. Yo lo guardaba y no quería que nadie lo tocara, muy pocos sabían esta historia”, dijo Gladýs y mencionó: “Eduardo es un héroe y siempre mi miedo era no encontrarlo, por eso capaz no lo había buscado, asi que no saben lo que significó para mi saber que tenía una familia y que está bien”.

En tanto que Eduardo mencionó, muy emocionado, que “nunca” habló de lo que vivió en Malvinas, ni tampoco participó de actos y que muchas situaciones vividas en la Guerra las tiene olvidadas, “pero esto del chaleco, la aparición de Gladys me movilizó y me acordé por ejemplo que estaba con otros dos compañeros de quienes no me acordaba”.

 

Temas de esta nota:

MALVINAS ARGENTINAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Más Noticias